RUTAS PARA NAVEGAR POR IBIZA | SA CALETA A SALINES

Sa Caleta
El poblado fenicio de Sa Caleta, ubicado en la cala del mismo nombre del término municipal de Sant Josep de sa Talaia, fue fundado a finales del siglo VIII aC por fenicios procedentes del extremo occidental del Mediterráneo.Al final de siglo VII o principios del siglo VI aC, después de haber configurado una trama urbana que llegó a ocupar la totalidad de la pequeña península que se encuentra al SE de la cala, sus pobladores abandonaron el lugar y se trasladaron a la bahía de Ibiza donde fundaron la ciudad.
Sa Caleta es el exponente más importante de los inicios de la colonización fenicia de Ibiza.
El poblado fue protegido en 1993 como Bien de Interés Cultural y en 1999, junto con el recinto fortificado de Dalt Vila, la Necrópolis del Puig des Molins y las praderas de posidonia del Parque Natural de Ses Salines, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Situada al este de Cala Jondal. Es una cala muy popular que se llena de familias desde primera hora. No es un lugar excesivamente tranquilo, pero ofrece un paisaje muy característico.

La roca cortada de color rojizo guarda la playa a modo de biombo que nos separa de la realidad y el asfalto.

Es una cala artificial. Hace unos años se cubrió de arena y se quitaron las rocas de la costa para convertirla en cómo la vemos hoy.

Alguien me dijo que si mezclas su tierra rojiza con agua de mar puede crear unos barros para la piel fantásticos, no lo he probado pero hay que se aplica los barros como experiencia veraniega

Junto a Sa Caleta, tenemos Es Codolar, una playa muy larga y con fondo de canto rodado, cuidado con los fondeos, peligro de garreo.

Si queréis fondear en las Salinas o Se Salines tenéis boyas por colores para amarrar vuestro barco, Os muestro la ruta hasta las Salinas

Tomando el nombre de la salinera al sur de Ibiza, la Playa de Las Salinas es una larga curva arenosa que forma la playa está rodeada de pinos y dunas. Las aguas cristalinas centellean en los días sin viento e irradian una quietud y serenidad súblimes. Ideal también para los excursionistas con ganas de explorar una de las zonas declaradas como Reserva Natural de Ibiza y Formentera.
En los meses de verano, las Salinas es la playa de moda en Ibiza, punto de encuentro de ricos, famosos y fans de la vida nocturna.

Para los amantes de la naturaleza que sepan que se trata del Parque Natural de Ses Salines

Vegetación: El medio marino representa el 80% del territorio del parque y se caracteriza por la importancia ecológica de las praderas submarinas de Posidonia oceanica. Esta planta marina, exclusiva de nuestro mar, favorece el mantenimiento de las poblaciones de peces y organismos marinos, oxigena las aguas, conservándolas limpias y transparentes, protege las playas del efecto erosivo del oleaje y mantiene la dinámica natural de los sistemas dunares. Estas praderas, las mejor conservadas en todo el Mediterráneo, se hallan incluidas en la Directiva Hábitats (92/43CEE) y están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El ámbito terrestre del parque natural acoge una magnífica representación de la mayoría de formaciones vegetales existentes en las islas Pitiusas, con unas 178 especies de plantas. Aparecen representados los pinares mediterráneos, los sabinares costeros, los salicorniares y la vegetación halófila que rodea las lagunas, así como los sistemas dunares y la vegetación litoral de los acantilados.

Fauna: En el parque natural se han censado 210 especies de aves. Destacan las poblaciones de aves acuáticas, como los flamencos (Phoenicopterus ruber), la cigüeñuela (Himantopus himantopus), el tarro blanco (Tadorna tadorna), el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) y las aves marinas, como la gaviota de Audouin (Larus audouinii) y la pardela balear (Puffinus mauretanicus). En la laguna Estany Pudent de Formentera se da una de las mayores concentraciones de zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis) de Europa.

Otras especies destacables en el ámbito terrestre son la lagartija pitiusa (Podarcis pityusensis), endémica de estas islas y con subespecies diferentes en los islotes, el lirón careto o rata de sacoa blanca (Eliomys quercinus ophiusae) en Formentera, y diversas especies de caracoles y escarabajos endémicos.

Cultura: Los vestigios de civilizaciones antiguas y las huellas históricas en las Pitiusas también están presentes en el Parque Natural. Así queda de manifiesto en los restos hallados en el yacimiento fenicio de sa Caleta (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), y en las torres de defensa dispersas a lo largo de todo el litoral del Parque. La presencia de la milenaria industria salinera, con todo su valor histórico, cultural y socioeconómico añade, además, una singularidad paisajística de gran belleza y relevancia, perfectamente integrada en los ecosistemas naturales.

Fotos

 

Video